jueves, 5 de octubre de 2017

Parroquia Buena Guía.

A Valentinus.



En la manzana nº 22 del antiguo barrio de Pescadores y en el nº 26 de la calle Común de Pescadores se alzaba la iglesia de la Buena Vía. Renovada en 1743 sobre la primitiva Capilla levantada por los pescadores. Como indica Orellana más que un barrio es como una pequeña Villa. El 20 de noviembre de 1858 el Ayuntamiento cambió el nombre de la calle por el de Jurados.


En ella se veneraba la Imagen de Ntra. Sra. de la Buena Vía, protectora de los navegantes. Se celebraba su festividad el primer domingo de Quasimodo (primer domingo de Pascua), El espíritu religioso que mantenían los pescadores y navegantes con su Imagen fue muy importante, tanto que tomó parte en las solemnes fiestas de 1655 en el II centenario de San Vicente Ferrer y 1659 en la canonización de Santo Tomás de Villanueva. En 1759 y 1767, procesionan con dos carrozas que simulaban una batalla entre moros y cristianos.


Como cuenta Teixidor, junto al portalejo del Mar, a la parte interior de la ciudad, estaba colocada la milagrosa y antiquísima Imagen de Ntra. Sra. de la Buena Vía, a quien hacían solemnísimas fiestas anuales los vecinos de la plaza y se cantaban Salves por parte de los ciegos en las principales festividades de Nuestra Señora.

 Grabado de Tomás López Endiganos.

Cuando derribaron la muralla y el Portal del Mar se colocó en la pared de la casa de Mosen Josef Canti, enfrente a la del Conde de Villanueva, y cuando se derribó ésta, para construir la Aduana, se puso en la pared de la casa de Agustín Prats, al extremo de la calle del Mar, que pagó el casilicio y la linterna para iluminarla de noche y allí permaneció hasta 1767, en la que José Teixidor escribe, que se ordena la desaparición de los altares de las calles de Valencia. Dicha Imagen dió nombre a la calle que iba desde el convento de Santo Domingo atravesando la Glorieta (Calle Buenavia).

 Con el derribo del degradado barrio para las mejoras y urbanización desaparecen los últimos vestigios de Ntra. Sra. de la Buena Vía.
Solar del barrio de Pescadores. Revista Ilustración Catalana.


En 1958, el padre Vicente Castelló Palanca compra un pequeño edificio, en el nº 237 (actual 235) de la calle Eugenia Viñes, para convertirlo en parroquia, con el nombre de Ntra. Sra. de la Buena Guía que había quedado libre con la desaparición de la calle Jurados.

El edificio había sido restaurado en 1933 por su propietario Arturo Ledesma Vázquez, cambiando las puertas, reparando las filtraciones del tejado y desconchados por los que pagó 18 pts. de arbitrios y terminando las obras en septiembre de 1935.

 2017

Para recaudar fondos para el pago del edificio se ralizan "exposiciones de moda", pase de modelos y rifas. Con el dinero podían organizar la guardería "Escuela Hogar Buena Guía" con la ayuda de las hemanas del asilo de Ntra. Sra. del Carmen que aportaban la comida.

El primer domingo de diciembre de 1960, a las 11´30 horas llegó por mar la nueva Imagen titular de la parroquia, segudamente llegó el Sr. Obispo siendo recibido por el comandante de Marina, el presidente del Pósito de Pescadores, el director del sanatorio de la Malvarrosa, D. Salvador Bochons cura párroco de Ntra. Sra. de los Ángeles, el teniente del cuartel de la guardia civil. Seguidamente el Sr. González Moralejo bendijo la nueva Imagen y la pequeña campana.

Diciembre 2016.

El Hogar fue creciendo y se le denominó Hogar San Pedro Pescador recaudando fondos hasta en programas de radio como "Formidables" y en campañas navideñas. Se llegó a plantar falla en 1965. Pero las ayudas fueron escaseando y hasta la asociación de Protección de Menores retiró su ayuda.

1965. A. H. M.

El 29 de julio de 1965, Ramón Montañana persenta el proyecto de un edificio de viviendas para los números 235 y 247 de la calle Eugenia Viñes con diseño de Ricardo Roso Olivé, el cual incluía unos bajos comerciales y la iglesia de la Buena Guía. El 17 de agosto se le anuncia que el edificio se halla en lugar de no construcción por el Ministerio de Obras Públicas. Tras las reclamaciones presentadas, el día 5 de mayo de 1967 se le comunica definitivamante que no se le concede la licencia de obras.



El motivo descrito era la modificación de la curva del ferrocarril de vía estrecha que entraba en la zona de la calle de El Callao,  que se desplazaría más al este entrando por la calle Horno del Cabanyal. Cosa que no sucedio y la Iglesia sigue igual en la actualidad.

2016.

 El 24 de febrero de 1978 D. Vicente fue atropellado por un coche que en un principo se dijo que se había dado a la fura, al día siguiente se rectificó la noticia ya que el mismo conductor fue quien lo trasladó al hospital La Fe en estado muy grave. Tres días después se publicaba que estaba en coma y en estado crítico por lo que pasaría a la zona de U.C.I. Mientras la guardería, con 50 niños, siguió funcionando gracias a vecinos y familiares de los niños pero sin niguna ayuda oficial que se reclamó sólo hasta la recuperación del párroco.

1980 Levante.

El 16 de mayo de 1980 fallece D. Vicente Castelló sin haberse recuperado de las graves heridas producidas en el accidente.



Fuentes:

José Teixidor.
Marqués de Cruilles.
Vicente Boix.
Marcos A. Orellana.
Hemeroteca Municipal.
Archivo Histórico Municipal.

domingo, 1 de octubre de 2017

San Juan de Dios (y IV)

Colección de la Conselleria de Cultura.


Imágenes de cerámica en la entrada.

Escuela.

El teatro.

http://particulasdelpasadodevalencia.blogspot.com.es/2016/07/la-gran-terraza-de-san-juan-de-dios.html
En las terrazas.

En el ala este en su zona sur se contruyó una galería en 1926 por el arquitecto Francisco Mora.

AHM

Baños de sol.

http://maritimodevalencia.blogspot.com.es/2016/07/san-juan-de-dios-y-iii.html
Ala oeste, la más antigua.

Zona norte.

Sala de curas.

domingo, 17 de septiembre de 2017

La Cruz de Algirós.

Existe la mala opinión que la actual cruz de la plaza del Canyamelar es una cruz de límites entre el Cabanyal y el Canyamelar.

Imagen 1. Colección Biblioteca Valenciana.

Desde que se difundió por radio, allá por los 50, que la festividad de San Vicente Mártir es de las cruces hacia adentro se cae en el error de creer que son cruces de límites.

La Cruz del camino de Algirós debe su nombre al-qarya Al-Yirus o alquería de Girós como indica en el Repartiment. Era el primitivo camino del Cabanyal, y debíó ser un pequeño palacio árabe con varios edificios en la zona de la actual clínica Quirón. En el libro "Rodrigo el Campeador" de Manuel Malo de Molina publicado en 1857 escribe que era un lugar para los guardianes del rey y de la custodia de magnates llamados "Geros"


También se dio nombre de Algirós al brazo de la acequia de Mestalla paralela al camino. En la Historia de Legislación se puede leer que se le acepta a Dña. María Rueda, viuda de Ignacio Daroquí y propietaria del horno de Algirós, a cubrir con bóveda toda la extensión del cauce de la acequia del mismo nombre.

1722.

La Cruz indica un camimo importante, en este caso el de Algirós, como lo era la desaparecida Cruz del Camino del Cabanyal que se encontraba en la plaza de la Iglesia de Ntra. Sra. de los Ángeles destruidas en 1936. Estas cruces de caminos se colocaban, generalmente, en los límites de la ciudad de Valencia. No tiene nada que ver con límites de barrios en una misma población.

Cruz del Camino del Cabanyal.

Se puede apreciar en la imagen 1 que la Cruz se encuentra más al norte de la plaza, casi al borde la la actual calle Columbretes con calle de los Ángeles y San Pedro que era donde se iniciaba el camino.

La plaza tuvo varios nombre, el que más perduró fue el del Ángel. Tras la gerra civil y en recuerdo de la cruz que hubo se llamó plaza de la Cruz hasta que en los 70 se instaló una nueva cruz y se le renombró plaza de la Cruz del Canyamelar. La nueva se instaló más centrada en la plaza, fuera del lugar original

Cruz nueva.

Nuevos errores por falta de conocimiento de la historia del Marítimo es hacer creer que la cruz que se haya en el Cementerio del Cabanyal es la que había en la plaza de los Ángeles y en algunas publicaciones ya indican lo de colocar una corona de flores en la Cruz del Cabanyal. La Cruz del Cementerio se puso cuando se construyó el nuevo Cementerio del Cabanyal, nada que ver con la que había en la plaza.

Plano de 1860 del Cementerio donde a la izquierda se indica el lugar de la actual Cruz.

Cruz del Cementerio.


sábado, 13 de mayo de 2017

Mutua Ibérica en la calle Bello.

Con el derribo del cine Victoria se abre a la avenida del Puerto la calle Bello del Grao, en el solar adjunto al cine se construye un edificio que sería ocupado por la Mutua Ibérica de Seguros.

1950.

El 29 de abril de 1944 el arquitecto Victor Gosálvez solicita la licencia de obras para un edificio sobre el solar propiedad de Manuel Sobrino Leonardo en la calle Bello. Dicho edificio comprende planta baja para industria y piso alto para vivienda, además de un sótano-refugio, con un presupuesto de 113.400 pts.

 1929. Plano catastral.

Fachada a la calle Bello.

El 10 de mayo se acude a un notario por si corresponde la construcción del sótano a modo de refugio, tres días más tarde se notifica que queda exento la construcción como refugio.

Fachada a Juan B. Lloverá.

El 11 de octubre queda aceptado por la Sección y la Secretaría de Fomento y se concede la licencia de obras libre de arbitrios siempre que se hayan iniciado las obras antes del 1 de junio. El 9 de enero se inspeccionan las obras que siguen como estaba estipulado y finalizando 19 de octubre de 1947. Solicitándose un permiso para alquiler que no pasa a recoger el propietario y sancionándole con una multa de 50 pts. Queda aceptado el permiso pero se señala, por la inspección de Sanidad, que no hay agua corriente ni baños. El 5 de noviembre de 1949 se da por concluido el expediente.


Instalándose la sucursal del marítimo de la Mutua Ibérica de Seguros con un equipamiento médico como se puede ver en el foto anterior. Así mismo el Ministerio de Trabajo, Sección de Trabajos Portuario y seguro de enfermedad.

1957.

 En 1963 se construye el Centro de Especialidades en la calle Padre Porta. En 1965 se le añade al edificio una altura por Victor Gosálvez  Gómez.

La Mutua terminó trasladándose a la dirección de Porta de la Mar, siendo ocupado el edificio por varias empresas.

Fuentes:

Biblioteca Valenciana.
Archivo Histórico Municipal.

viernes, 5 de mayo de 2017

El puente de los Ángeles.

Son conocidos los puentes de la acequia de Gas gracias a imágenes que nos han llegado, entre otras de Levy y sobre todo la postal del puente de mampostería de la calle de la Reina.

1796.

En otra acequia del Cabanyal también existían dos puentes, uno de madera y otro de mamposteria que daba el nombre de plaza del puente de los Ángeles.

La plaza estaba rodeada de barracas siendo una alquería lo que iniciaba la calle de San Pedro. En los años 1842 y 44 se presenta una propuesta para expropiación y derribo de la barraca que se encontraban en la zona de la replaza, la que taponaba la calle Virgen los Ángeles

El dos de mayo de 1867, el maestro de obras Jaime Sancho de Burjasot solicita el permiso de obras para construir un edificio para D. Pascual Evaristo en la calle del Aceytero y con otra fachada a la plaza del Puente de los Ángeles, el día 10 se le concede la licencia de obras.

Fachada a la calle del Aceytero, hoy Espadán.
La misma fachada con las reformas a lo largo del tiempo.

En nombre de la calle del Aceytero quizá se deba a un vecino del Cabanyal que adquirió doce olivos en Málaga y los plantó frente a su barraca dando abundante producción, tal como se publicó en el diario La España en 1853. Tras la adhesión a Valencia se cambió el nombre por el de travesía de la Industria y ya en 1948 se le nombró Espadán que es su nombre actual.

El 29 de agosto de 1868, Francisco García entrega en el Ayuntamiento una instacia presentando las cuentas, rechazadas por el Governador Civil, por la reparación de los puentes de los Ángeles y de la Reina, éste último era un puente de madera ublicado en el cruce de las calles Reina y Pintor Ferrandis.

La plaza dejo de denominarse tras el grave incendio del Cap de França de 1875 que se urbanizó la zona reparando e iniciando el soterramiento de las acequias de los Ángeles y de la Cadena. Después de la adhesión se le denóminó plazuela Virgen de los Ángeles y en 1948 se lo cambió por Virgen de Vallivana, para no llevar a errores con la vecina plaza de la Iglescia de Ntra. Sra. de los Ángeles.

En el plano catastral de 1929 ya se ve que sólo llega descubierta gasta el edificio nº 238 del Camino del Cementerio (hoy Antonio Juan) y ya ni lleva el indicativo de acequia.


 2017. Plaza Virgen de Vallivana.


Fuentes:
Archivo Histórico Municipal de Valencia
Biblioteca Nacional,

viernes, 21 de abril de 2017

Ateneo Marítimo.

En mayo de 1958 aparecía en prensa la noticia de la creación de un Ateneo en los Poblados Marítimos, un nuevo casino para olvidar el deteriodo en el que había caído el del Club Náutico y que los deseos de cultura y arte cobren un matiz marinero.


El 18 de mayo de 1958, en el teatro de la Marina, tiene lugar una asamblea general, organizado por la Junta organizadora, para decidir la construcción de un edificio para el Ateneo con intervención de D. Vicente Soriano, Agente de Aduanas y consignatario de buques, el secretario Luis Márquez que informará de la gestiones realizadas, Jaime Piles teniente de alcalde y Joaquín Maldonado presidente del Ateneo Mercantil, en esta asamblea pública se invita a todos los simpatizantes y habitantes de los Poblados Marítimos. Ernesto Anastasio, presidente de honor, no pudo asistir. Un mes después fueron recibidos por el Alcalde para intercambiar impresiones y decidir el lugar de emplazamiento del nuevo local. El día 2 de noviembre se convoca una junta general extraordinaria en el Teatro Cine Mar donde se expone a los socios los resultados de la reunión.

El edificio desde la calle Doctor Lluch.

En septiembre de 1959 llegan los Festivales de Otoño de los Poblados Marítimos una antigua idea que seguía vigente y a las que se sumaría el Ateneo Marítimo, con apoyos de Lo Rat Penat, cervezas El Águila, Unión Naval de Levante, la Voz de Levante, el Hogar recreativo del Rosario y otros que colaboraron económicamente. Ese mismo año se iniciará el proyecto de la nueva escuela de Artes y Oficios que sustituye a la destruida escuela de Artesanos de la calle de la Barraca.

1963, Inauguración escuela de Artes y Oficios.

Fueron unos festejos en que el Ateneo Marítimo tomó parte activa, a lo largo de unos años, en homenajes a personajes del Marítimo, como el del actor Vicente Mauri.

El 9 de octubre de 1959, el Ayuntamiento autoriza a construir el edificio para el Ateneo Marítimo en el número 86 de la calle Almirante Mercer (calle de la Reina).


Por fin en julio de 1960 se inician las obras, con seis plantas, con el bajo para salón de recreo y lectura y el primer piso para salón de actos, biblioteca, proyecciones y otros usos. Se esperaba terminar en el plazo de 18 meses. Se acercaba el año nuevo y el edificio estaba sin terminar, pero el Círculo del Ateneo seguía activo y entre otras cosas tenía decidido la protección del club baloncesto DIMAR.


Por fin llegaría el día anterior a la nochebuena de 1961, a las siete de la tarde se ofició una misa en la Parroquia de Ntra. Sra. del Rosario y seguidamente se dirigieron al flamante edificio, en la calle Almirante Mercer donde les esperaba una gran cantidad de simpatizantes y vecinos. Presidieron la reunión el Rvdo. Vicente Gallart, el alcalde Rincón de Arellano, el presidente del Ateneo Mercantil Joaquín Maldonado, el director del puerto Gálvez-Cañero y Pascual Lainosa presidente del Ateneo Marítimo.

D. Vicente Gallart bendijo los locales ayudado por José Panach, seguidamente se leyó un telegrama de Ernesto Anastasio adhiriéndose al acto y en el que expresaba su sentimiento por no haber podido desplazarse a Valencia. El presidente Ramón Pascual tomó la palabra para exponer los trabajos que habían llevado a cabo para hacer realidad la nueva entidad que ofreció a Valencia. Después de los discursos se sirvió una cena de hermandad a la que acudieron 300 comensales.



Fuentes:
Hemeroteca Municipal.
Biblioteca Valenciana.


domingo, 9 de abril de 2017

Chalet Dutrús.


1945. El chalet Dutrús ya como Mútua de Accidentes del Puerto.

El 24 de marzo de 1919, Enrique Viedma presenta en el registro de Fomento del Ayuntamiento la solicitud para la licencia de obras, en nombre de D. Eugenio Dutrús, para construir un edificio en el solar de su propiedad situado en el nº 42 de la calle de la Libertad, con extricta sujeción a los planos adjuntados. El 26 de abril le conceden la licencia, previo pago de 438´62 pts de arbitrios.


El 21 de abril de 1921. Enrique Viedma comunica al ayuntaminto el final de las obras y solicitando el permiso para ser habitada, tras la inspección de Sanidad se da el visto bueno con fecha de 21 de julio del mismo año.

Eugenio Dutrús pertenecía al Círculo Marítimo y Junta de Defensa y portavoz de los que se presentaron en el Ayuntamiento para demostrar la gratitud de los habitantes del Marítimo por el acuerdo del 5 de mayo de 1911 de adoquinar con hormigón todo el barrio.

Em 1921 es nombrado presidente de la Junta de Obras del Puerto, durante los años que estuvo al frente, años no consecutivos, se terminó el muelle de Levante, se aprueba el puente de Astilleros y se realizó la escollera. Inauguró en la Estación Marítima la lápida de Aguirre Matiol. En 1928 cesa de su cargo, falleciendo el 26 de junio de 1931.

Fachada travesía Iglesia del Rosario.

En 1933 se hace cargo del edificio la Mutua de Accidentes de Trabajo del Puerto de Valencia, recién fundada, e instalando una clínica. Prestaban atención sanitaria y quirúrgica a familiares y obreros del puerto, siempre que tuviesen el llamado "Carnet Sanitario", realizando al inicio un examen médico para evitar fraudes. En 1935 compran una ambulancia, construida bajo la supevisión del traumatólogo Dr. Joaquín Fenollosa.

Revista de la Mutua.

Llegó a ser la mejor Mutua de Accidentes de Trabajo de España, siendo invitada a numerosos congresos y ferias sanitarias de Europa.

Tras la guerra civil le fusionan la Marítima Terrestre, quedando como dueños de las propiedades y haciendose cargo de los afiliados de la  Marítima.

1930. La Marítima Terrestre ubicada en el antiguo restaurante Miramar.
En 1945 se realizará una modernización de los aparatos e instalaciones como policlínica de la obra sindical 18 de Julio.

1957.

En los 50 se unirá la Asociación Naviera Valenciana que, con la aparición de nuevas empresas del sector, clínicas privadas, nuevas normativas y la creación del Puerto Autónomo, harán que a finales de los 70 se derribe para la construcción del edificio actual.

https://www.google.es/maps/@39.4645156,-0.3292923,3a,75y,71.97h,115.76t/data=!3m6!1e1!3m4!1sIcg4URHQRVw6TzT-iXDJLA!2e0!7i13312!8i6656?hl=es





Fuentes:

Biblioteca Valenciana.
Archivo Histórico Municipal.